Copyright 2017. LiberandoAlCautivo.com. All rights reserved.

 

​​ Cuando comencé a escribir sobre "Las Dispensaciones y Pactos", inspirado por nuestro Señor Jesucristo, me sentí muy animado. En ese tiempo yo no había escuchado mucho sobre este tema. Ahora entiendo que desde que el Señor me llamó a sus caminos, ya me había dado las herramientas para, en un futuro, ministrar sobre su Gracia.

La Biblia Scofield
 La primera herramienta fue la biblia Scofield. Esta biblia es un tesoro que la gran mayoría de los concilios desearían hacerla desaparecer. Esto, debido a que esta biblia separa todo el contenido bíblico en Dispensaciones y Pactos Bíblicos. ¿Qué tienen los grandes concilios en contra de esta organización bíblica? El que estudia esta biblia con verdadero interés, entenderá todo su contenido en una forma organizada. Nadie te podrá engañar con falsas interpretaciones.

Los Diezmos
 Muchos concilios no quieren que tú entiendas que la Dispensación de la Ley de Moisés ya ha sido sustituida por la Dispensación de La Gracia. Esto significa que el cobro de diezmos se fue con la Ley de Moisés. Hoy la verdadera Iglesia Cristiana se sostiene con las ofrendas del dador alegre, como nos dice la Palabra. Todo esto se logra cuando el ministro tiene verdadera fe en que el Espíritu Santo de Dios, es el que está al frente, en su congregación. Si no tiene esa fe, entonces tiene que recurrir a manipulaciones y mentiras para seguir adelante dándose la buena vida "pastoral".
 El Ministerio Liberando al Cautivo, no cobra ni acepta diezmos, aunque sean voluntarios. Por años hemos estado ministrando, hemos regalado cientos de libros y continuamos creciendo cibernéticamente a través del mundo. Hace algún tiempo llegó al templo una pareja de mediana edad. Estaban muy contentos, porque hallaron en Orlando una iglesia donde se predicaba sobre la gracia. En el estudio bíblico de ese día se habló sobre lo erróneo del cobro de diezmos en la Dispensación de la Gracia. La pareja no regresó ni se volvió a comunicar con nosotros. Yo tenía una gran curiosidad por saber, lo que no les había gustado. Pasado algún tiempo, una persona me dio un CD de una congregación de la Iglesia Creciendo en Gracia. Al escucharlo, me puse muy alegre por el mensaje que contenía. Sólo había un interrogante, no decía nada sobre los diezmos, y me dispuse a preguntar sobre el particular.

Abraham y Melquisedec
 Me explicaron que ellos sí recolectaban el diezmo, pero no por la Ley de Moisés, sino siguiendo el ejemplo de Melquisedec y Abraham. Me dijeron que Abraham dio diezmo a Melquisedec voluntariamente y no por ley, y que ellos seguían ese ejemplo. Luego pude observar que ellos sí manipulan el cobro de los diezmos.
 Quiero decirles a los ministros de ”Creciendo en Gracia", que si ellos siguen el ejemplo de Abraham y Melquisedec, y no la ley de Moisés, en ese caso (aunque está erróneo), los feligreses deben hacer como Abraham, es decir, que pueden diezmar voluntariamente, sin que se les manipule, ni se les presione a hacerlo, como es costumbre. Digo esto sólo para seguir el juego de lo que ellos alegan. Muy pronto, en el "Instituto Cibernético" del website del Ministerio Liberando al Cautivo, agregaré un estudio completo sobre el caso de Abraham y Melquisedec.

El perdón de pecados
 Otro tema que me llamó la atención en las enseñanzas de este grupo, es sobre el perdón de pecados. Creo que de la forma en que han enseñado este tema, ha causado más daño que bien. Digo esto porque he conocido personas que han pertenecido a este concilio o grupo religioso, y aún todavía están luchando con el alcoholismo y otras situaciones. En este, caso estoy de acuerdo con grupos pentecostales y de otras organizaciones, que no aceptan el perdón de pecados pasados, presentes y futuros, que nuestro Señor Jesucristo realizó al morir en la cruz del Calvario, de la forma en que las congregaciones de "Creciendo en Gracia" lo enseñan. Debo aclarar que en lo que yo no estoy de acuerdo, es en la forma en que este grupo que dice predicar la gracia, interpreta el perdón de pecados y otros temas que señalaré más adelante. Nuestro Señor Jesucristo perdonaba pecados, pero advertía: "Vete y no peques más, para que no te venga alguna cosa peor." Esto lo podemos comprobar en San Juan 5:14, Juan 8:11, 1 Corintios 15:34, Efesios 4:26, 1 Timoteo 5:20, Tito 3:10-11, Hebreos 10:26-27, 1 Juan 1:7-10, 1 Juan 2:1-2, 1 Juan 3:4-9, etc.
 Si el perdón de pecados y la salvación eterna fuera como este grupo predica, entonces aceptamos al Señor, recibimos todos los beneficios y podemos continuar pecando sin efecto alguno. Cuando aceptamos al Señor, recibimos perdón de pecados y salvación eterna sólo por fe. Al recibir estos beneficios, el Espíritu Santo penetra en nosotros y suceden muchos cambios positivos en nuestras vidas. Ahora somos hijos de Dios y tenemos que realizar muchas obras, las cuales encontramos señaladas en todo el Nuevo Testamento. Estas obras no las realizamos para completar la salvación, etc., sino porque ahora somos salvos, hijos de Dios y esto nace de nuestro corazón y de nuestra nueva vida.

El Ministerio Liberando al Cautivo
 En el grupo que pastoreo se enseña que, al aceptar y recibir a nuestro Señor Jesucristo, recibimos la salvación eterna y el perdón de pecados, PERO si volvemos a pecar, pagaremos las consecuencias del pecado aquí en la tierra, pero la salvación eterna jamás la perderemos. La salvación eterna no se pierde, pero se puede rechazar, y aquí es donde podemos señalar a los apóstatas. La Palabra también nos dice que después de ser salvos, si morimos en pecado, podríamos perder algunos galardones. La Iglesia "Creciendo en Gracia", no acepta el pago de las consecuencias del pecado. Estudios completos sobre estos temas: el pecado, la salvación eterna, las finanzas y muchos otros, los puedes encontrar ingresando a: mliberandoalcautivo.com.

Los Rudimentos de la Doctrina de Cristo
 Desde Hebreos 5:11 hasta 6:12, el escritor exhorta y advierte a la iglesia primitiva a continuar adelante, creciendo hasta alcanzar la madurez, hasta ejercitar los sentidos en el discernimiento del bien y del mal. Les advierte que para ellos, que ya han recibido la enseñanza y deben conocer muy bien los rudimentos de la doctrina de Cristo, no es tiempo de seguir con las mismas cosas básicas o elementales. Esta porción bíblica ha sido interpretada erróneamente. Aquí no se está eliminando estos rudimentos. El que comienza nuevo en los caminos del Señor, tiene que recibir y pasar por todo este proceso o conocimiento fundamental. Luego debe continuar con temas y asuntos más profundos.
 La iglesia Creciendo en Gracia ha eliminado muchos de estos rudimentos, los cuales incluyen: el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.

Cuando él (Jesús) se manifieste, seremos semejantes a él
 Hermanos y amigos, deseo señalar que para mí (en mi opinión), hay temas y asuntos en la biblia que sólo asistidos por el Espíritu Santo, se pueden comprender. Hay porciones bíblicas que hay que aceptar, que son espirituales, para ser totalmente realizables cuando estemos con el Señor. Esto crea confusión a personas que no saben ubicar cada cosa en su sitio o lugar. Para que puedan entender mejor lo que estoy tratando de decir, traigo un par de ejemplos:

Efesios 2:5-6: "Aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con Él nos resucitó, y así mismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús."

 ¿Cómo es posible que estemos sentados en lugares celestiales con Cristo, si lo que estoy es pasando por una situación terrible?
 Otro ejemplo que nos podría confundir es la pregunta ¿nosotros, los cristianos, pecamos o no pecamos?

1 Juan 3:6: "Todo aquel que permanece en él (Cristo), no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido."
1 Juan 3:8a: "El que practica el pecado es del diablo."

 Los versículos anteriores nos dicen que el cristiano no peca.

1 Juan 1:8: "Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros."
1 Juan 1:10: "Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros."

 Aquí nos dice que el que dice que no peca es un mentiroso. La pregunta es: ¿Cómo explicaremos esto? Cuando estudiamos la Palabra de Dios, siempre tenemos que tener presente ¿a qué dimensión o nivel se está refiriendo lo estudiado, a lo espiritual o a lo material, al presente o al futuro? Cuando la Palabra señala que el cristiano peca, se está refiriendo a este mundo material. Cuando dice que el cristiano no peca, está aludiendo al plano espiritual. Aunque cometamos errores, espiritualmente no se puede considerar como pecado, porque en la cruz del Calvario, Jesucristo pagó por nuestros pecados. Ante la presencia de Dios, nosotros somos santos y justos, porque Jehová, nuestro padre celestial, no nos ve a nosotros, sino a Cristo cubriéndonos. En el siguiente versículo, el apóstol Juan nos aclara un poco más sobre lo señalado anteriormente.

1 Juan 3:2: "Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es."

 Pronto continuaré con otros temas, ahora reciban la bendición de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.
Pastor Álvaro Rolón

​ENSEÑANZAS BÍBLICAS ERRÓNEAS

LiberandoAl Cautivo.com​

​          Sirviendo a un Dios Vivo